Ir directamente al contenido principal »

Búsqueda en el sitio
Su carrito esta vacio

Navajas Opinel

Cuando en 1890, el saboyardo Joseph Opinel puso en marcha el cuchillo plegable al que dio su nombre, no pensó que había creado un objeto que marcaría el siglo XX, hasta el punto de que el Opinel es uno de los símbolos del "made in France".

Simple, práctico, robusto, equilibrado, el Opinel ha recorrido el siglo sin cambios apreciables, excepto la reciente incorporación de hojas de acero inoxidable. Plegable como es, el Opinel está dotado de un sistema de bloqueo de la hoja, similar al del cuchillo de Nontron: la virola giratoria. Esta virola, conocida como "virobloc", posee un hinchamiento anular, que la guía en su rotación en torno a la cabeza del eje. No es totalmente cilíndrica, sino levemente oblicua del lado de la hoja, lo que asegura un blocaje perfecto aunque el eje, por el uso, se desgaste un poco.

Un verdadero Opinel se distingue por el símbolo " La mano coronada", estampado o impreso en la hoja. Las versiones "de base" tienen un mango de haya barnizado en el que figura un sello rectangular " Opinel, la mano coronada". Este sello es negro si la hoja es de acero al carbón, y rojo si es de acero inoxidable. En este caso, el sello también figura en la hoja.

Se empezó a fabricar en el siglo XIX, en la década de 1880 en el municipio francés de Albiez-le-Vieux,  cercano a la ciudad de Saint-Jean-de-Maurienne en la región de la Saboya. Posteriormente, en 1920, se traslado la producción a la localidad de Cognin, en las afueras de Chambéry. Actualmente y desde 1973 , la empresa tiene su sede en la localidad de Chambéry.

Opinel gigante en Saint-Jean-de-Maurienne

Historia

La navaja Opinel fue inventada por Joseph Opinel en el año 1890, cuando contaba con 18 años. El joven fabricó la navaja para sus amigos, pero su popularidad creció rápidamente y después de 120 años, se han vendido más de 180 millones de hojas en todo el mundo. El creador de la empresa era afilador y se dedicaba a la fabricación de herramientas para la agricultura. Paralelamente a esta actividad fabrico algunos cuchillos de bolsillo y el éxito de uno de sus modelos lo alentó a lanzarse a la fabricación industrial del cuchillo y navajas. La marca Opinel se registró en 1909 y el anillo de seguridad data de 1955. A principios de la II Guerra Mundial se habían vendido más de 20 millones de unidades y en 2009 esta cifra ya llegaba a 260 millones de unidades.

Desde 1973 la empresa se ​​sitúa en Chambéry, en la Saboya francesa, con una fábrica en Cognin . En la cudad de Saint-Jean-de-Maurienne se encuenra un museo sobre las navajas Opinel.

En 2009 realizo una facturación de más de 10 millones de euros y cuenta con 90 trabajadores y con una producción de alrededor de 3 millones de unidades anuales.

La fábrica todavía la dirigen miembros de la familia Opinel, con Maurice Opinel, nieto del fundador, que es el presidente, y Denis Opinel, director general desde 1998.

Cartel Opinel Antiguo

Materiales, diseño y montaje.

El modelo tradicional se compone de un mango de madera de haya o de cerezo y una hoja de acero al carbono. Este filo proporciona un buen corte, aunque necesita ser afilado con cierta regularidad. Con el tiempo se han diseñado diversas variantes del modelo original, con el uso de maderas nobles o exóticas, como el roble, el nogal o el olivo. La hoja también se elabora con acero inoxidable para evitar su desgaste y oxidación.

Montaje y diseño

El montaje de la navaja es muy simple, ya que consta solo de cinco o seis piezas, la hoja, el mango, una banda de metal y el ribete, por encima del cual pivota la hoja. En 1955 se introdujo el anillo de seguridad, que sirve para evitar el movimiento accidental de la hoja.

La curva elegante de la hoja esta basada en un diseño tradicional español conocido con el nombre de yatagán , mientras que el redondeo de la base del mango en el extremo de la hoja imita una cola de pez.

Algunos de los modelos diseñados por la marca Opinel se fabricaron más por razones de marketing o coleccionismo que no practicas, existe una versión gigante con una hoja de 22 cm, que hace que la navaja mida 50 cm una vez abierta. Las formas de la hoja y del mango no tradicionales se han ido añadiendo a la gama, como modelos que no son propiamente Opinel, como los cuchillos de cocina o de mesa, aunque llevan la misma marca.

Navaja Opinel

El Logotipo Opinel

La mano coronada ya estaba presente en los primeros modelos. En tiempos de Carlos IX de Francia era habitual que cualquier maestro cuchillero tuviera un emblema de fabricación para identificar el origen y la calidad de la pieza. Más tarde se añadieron las palabras Opinel y FRANCE , además de INOX en las hojas fabricadas con acero inoxidable.

Los tres dedos sobre la lámina representan las reliquias de San Juan Bautista que Santa Tecla de Iconium trajo de Alejandría en el siglo VI. También forman parte del escudo de armas de la ciudad de Saint-Jean-de-Maurienne.

En un principio existían tres logotipos de Opinel, además de la mano y la corona, encontramos uno con una cruz de Saboya y otro con la cruz y la palma. Esta última se dejo de fabricar en 1967.

Logotipo Opinel

Modelos de navajas Opinel

Las navajas Opinel se comercializan en 10 medidas diferentes numeradas del 2 al 12, desde 3,5 cm a 12 cm. Los números 1 y 11 se dejaron de fabricar en 1932 y 1935 respectivamente. El número 8, con una hoja de 8,5 cm, es la más popular dada su gran versatilidad, aunque los modelos más grandes son excelentes para tareas en la cocina.

Modelos Navajas OpinelNúmero 2: Hoja 3,5 cm

Número 3: Hoja 4 cm

Número 4: Hoja 5 cm

Número 5: Hoja 6 cm

Número 6: Hoja 7 cm

Número 7: Hoja 8 cm

Número 8: Hoja 8,5 cm

Número 9: Hoja 9 cm

Número 10: Hoja 10 cm.

Número 12: Hoja 12 cm.

 

 

El cuchillo Opinel se ha convertido en un símbolo de la cultura francesa desde hace tiempo. Se utiliza para multitud de tareas habituales y diarias. Picasso lo usaba para esculpir, Alain Colas escapó de la muerte cuando cortó  con una navaja Opinel una cuerda que le cogía la pierna, Éric Tabarly sólo juraba por su Opinel.

Su construcción es simple e ingeniosa y apenas ha cambiado desde los inicios. El cuchillo se ha convertido en un clásico del diseño. Sólo ha cambiado con la inclusión de una hoja de acero inoxidable para algunos modelos y el anillo de seguridad que permite bloquear la hoja cuando está cerrada. Las navajas Opinel son ligeras para llevar y económicas para cambiarlos. Con un uso adecuado y un mínimo mantenimiento, sobre todo en los modelos elaborados con la hoja en acero de carbono, pueden durar mucho tiempo. La hoja y el mango del cuchillo cogen con el tiempo una pátina que los hace más atractivos.

Una de las principales ventajas de la simplicidad de la concepción y de la fabricación de las Opinel es su bajo precio. Es habitual poseer diferentes navajas Opinel de tamaños, colores y materiales distintos. Las Opinel son suficientemente económicas como para ser vendidas en cajas o como regalo de empresa. Hay gente que decora los mangos a su gusto.

Si desa más información sobre la marca puede visitar la web oficial de Opinel.

Puede consultar nuestra selección de navajas Opinel en la sección de navajas de bolsillo de Culturesteel.